Baja California Sur, en el punto de mira de las inversiones españolas

Nuestro país es el cuarto inversor en el Estado mexicano. El IED global de la región representa en la actualidad el 2,7% de las inversiones mexicanas

La marca España se cotiza al alza en suelo mexicano y los productos agroalimentarios, la moda y el hábitat made in Spain son positivamente valorados entre los consumidores

La próspera economía mexicana está comenzando a recolectar sus frutos gracias al marco legal y regulatorio que ha permitido que el país latinoamericano tenga un futuro prometedor para las empresas españolas que deseen invertir en el territorio. Las elevadas inversiones que nuestras firmas están destinando para el desarrollo de infraestructuras, productos y procesos de generación energética han comenzado a capitalizarse con grandes beneficios. Según ProMéxico Inversión y Comercio, un inversor sólo requiere de seis procedimientos y nueve días para abrir una empresa en el país –frente a 38 días en China y 119 en Brasil-.

 España es actualmente el segundo inversor en este país, sólo por detrás de Estados Unidos. Desde el año 2005 la Administración española ha implementado el “Plan Integral de Desarrollo de Mercado: México”, basado en el carácter altamente estratégico del país para las empresas españolas. Más concretamente, la región de Baja California Sur se ha convertido en los últimos años en un destino prioritario para nuestras empresas.

 Desde 2009, España es el cuarto país inversor  en Baja California, por detrás  de Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, aunque la presencia aún es escasa ya que los empresarios españoles han destinado más sus negocios al centro y sur del país. No obstante, la apuesta de este Estado por el constante desarrollo ha comenzado a experimentar los primeros brotes de crecimiento y firmas como Acciona, Aldesa, las cadenas hoteleras Riu o Meliá, el Banco Santander o BBVA, entre otras tantas, desarrollan sus actividades en la región de forma satisfactoria y beneficiosa.

 Durante el pasado ejercicio, la inversión extranjera directa Baja California Sur superó los 252,3 millones, lo que representa el 2,7% de la IED recibida en México. Además, la región forma parte de los diez estados del país que presentan mejores condiciones para el desarrollo de inversiones, según publican las consultoras en negocios inmobiliarios Jones Lang LaSalle y CB Richard Ellis.

 Baja California Sur, que se caracteriza por sus maravillas naturales e infraestructura de primera clase, es reconocido como uno de los destinos turísticos favoritos a nivel mundial, y en especial para los viajeros estadounidenses y latinoamericanos de clase media alta.

Oportunidades de negocio

La región se caracteriza por sus buenas condiciones medioambientales, las cuales facilitan el desarrollo de la agricultura orgánica; mientras que la certificación sanitaria del agua, brinda la oportunidad de agregar valor tanto a sus productos pesqueros como al desarrollo del sector de la acuicultura. Además, el Estado cuenta con gran potencial para la minería de productos metálicos y no metálicos, llevándolo a ocupar el primer lugar en la producción nacional de yeso y sal marina.

 Baja California es una de las principales zonas empresariales mexicanas que mayor dinamismo muestra en el ámbito de la industria médica, puesto que acapara un 45% del mercado de este tipo de productos y servicios. En el transcurso del año, las inversiones ascienden a 22 millones de dólares (16,5 millones de euros). De todos los municipios de Baja California, Tijuana destaca como la ciudad más importante, ya que de las 66 empresas de la industria instaladas en este Estado, 27 firmas operan en dicha localidad.

 Baja California Sur también se promociona como ‘mega-región’ de la industria aeroespacial –junto al Estado de California, en Estados Unidos-. En el ejercicio de 2012, se registraron inversiones del orden de 135 millones de dólares, un importe que durante el año en curso superarán los 400 millones. Actualmente, la región aporta el 50% del empleo que genera la industria aeroespacial a nivel nacional, con cerca de 15.000 puestos de trabajo y 65 empresas instaladas en la zona.

 El concepto de ‘mega-región’ surgió hace cuatro años a partir de la alianza entre Tijuana -la ciudad más poblada del Estado de Baja California- y la localidad estadounidense de San Diego, una iniciativa enfocada hacia la atracción de inversiones y promoción a ambos lados de la frontera.

 Respecto al sector energético renovable, el área que presenta mejor expectativas de desarrollo es la eólica. Aproximadamente, en 22 de los 31 estados del país se pueden ubicar plantas eólicas con medias operativas superiores al 20%, como es el caso de La Rumorosa en Baja California. La Asociación Mexicana de Energía Eólica ha estimado que estas 22 zonas podrían aportar una capacidad de hasta 10.000 MW. La capacidad instalada actual está en torno a los 2.200 MW lo que indica que hay todavía un margen importante de aprovechamiento de la capacidad. La carencia de una red de transmisión adecuada para la evacuación de la energía eléctrica desde los puntos de generación hasta los puntos de consumo o la localización y uso del suelo, es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el país pues la mayoría de recursos eólicos se encuentran en tierras regidas por comunidades agrarias, lo cual dificulta el proceso de negociación y venta.

 En materia de infraestructuras, en la actualidad la región cuenta con 16 puertos marítimos y 4 aeropuertos internacionales. México invertirá 73.580 millones de euros en carreteras en el periodo 2012-2018, y parte de este presupuesto irá destinado a la red Transpeninsular Baja California. Además, el sector turístico de Baja California Sur se encuentra en pleno crecimiento y consolidación de las diversas actividades económicas que lo integran. La inversión hotelera, de campos de golf y zonas residenciales de lujo están impulsando el desarrollo de las localidades de Cabo San Lucas y Loreto.

 En la actualidad, la marca España se cotiza al alza en suelo mexicano y los productos agroalimentarios, la moda y el hábitat made in Spain son positivamente valorados entre los consumidores mexicanos, que los identifican como bienes de exclusividad, diseño y calidad. Por otro lado, a nivel tecnológico contamos con ventaja competitiva gracias al idioma y cultura empresarial semejante frente a otros competidores. Las empresas españolas son consideradas, en general, serias y con una oferta muy buena en términos de calidad y precio, sobre todo en sectores con mucho valor tecnológico como son las concesiones y gestión de infraestructuras.

 ICEX España Exportación e Inversiones conectará el próximo 31 de octubre con los expertos de la Oficina Económica y Comercial de España en México para que puedan atender las consultas de las empresas españolas interesadas en este servicio sobre este mercado: normativa, distribución, etiquetado, ferias, implantación, etc. La conexión podrá realizarse desde la sala del ICEX en las siguientes Direcciones Territoriales y Provinciales de Comercio: Alicante, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Logroño, Madrid, Murcia, Oviedo, Palma de Mallorca, Las Palmas, Pamplona, San Sebastián, Santa Cruz de Tenerife, Santander, Sevilla, Toledo, Valencia, Valladolid, Vigo y Zaragoza.

Fuente: ICEX